domingo, 7 de octubre de 2007

Montaje de la horquilla

Antes de montar la horquilla delantera, intentaremos explicar por encima su funcionamiento.

El despiece es un poco cebollón, y no ayuda mucho, pues el muelle del interior de la barra (8) aparece como si éste se introdujera por la parte superior de la barra, al uso de una horquilla "convencional". No es el caso, pues el muelle, como se verá, se sitúa por debajo del elemento amortiguador (18) y alrededor del vástago del mismo y el eje 17.



En efecto, esta horquilla, fabricada por Moto Guzzi, tiene la peculiaridad de montar unos amortiguadores Sebac a base de cartuchos sellados independientes (18), como el de la fotografía, que no se pueden reparar. Cuando cascan (como es el caso) y pierden su poder de amortiguación, hay que poner unos nuevos.



Esto tiene sus ventajas y sus inconvenientes. En modelos posteriores, se fueron cambiando el tipo de horquillas, y existen amortiguadores (Bitubo, Lispa,...) en el mercado para colocar en sustitución de los originales, nada baratos pero con posibilidades de regulación.

De esta forma, el aceite del interior de la botella de la horquilla únicamente sirve para lubricar los elementos interiores de la misma. No cumple ninguna función de amortiguación. Aunque variemos la cantidad y densidad del aceite, no variaremos nada el comportamiento de la horquilla.

Así pues, los únicos reglajes que admite la horquilla es el cambio de muelles o el cambio de amortiguadores. Y punto.



Procedamos al montaje.

El primer paso que efectuaremos será roscar el vástago del amortiguador al eje inferior de la horquilla, apretando a continuación la contratuerca de seguridad.



Acto seguido introducimos el muelle alrededor del eje...



... y comprimiéndolo ligeramente colocamos en la parte inferior el casquillo de retención del muelle...



... el cual aseguraremos mediante su correspondiente anillo elástico "seger"...



... teniendo la precaución de que los extremos abiertos del anillo no coincidan con las ranuras del eje para que no se suelte de golpe (mucho ojito con los anillos que saltan, y los casquillos que salen zumbando por acción del muelle, no es coña).




Quizá ya lo he comentado alguna vez, pero insisto: los anillos elásticos, fabricados por estampación, tienen un canto vivo y uno romo. Es buena idea colocarlos de forma que sea el canto vivo el que encaje en la ranura ofreciendo resistencia al movimiento.


Con el conjunto muelle/amortiguador montado, nos fijaremos ahora en las barras y botellas. Lo primero es montar los dos retenes en la botella.



Estos retenes no van asegurados con ningún anillo elástico, posiblemente debido a que el aceite al que impiden paso no trabaja a presión (no forma parte de la amortiguación), y no los deplaza hacia afuera.

Una vez bien aceitados los labios de los retenes, insertamos la barra...



... y el guardapolvo de la misma.



Acto seguido podemos colocar en el interior de las barra el conjunto de muelle/amortiguador...



... y por la parte inferior de la botella roscaremos el tornillo inferior de sujeción del eje de la horquilla. Podemos apretar sin problemas, ya que el eje interior no girará (recordemos sus ranuras que encajan en unas homólogas en la base de la botella).



Sin olvidar de poner el tapón inferior de la botella...



... introduciremos por la parte superior de la barra 120cc de aceite. Yo he puesto SAE20, que tenia sobrante, pero da igual. Recordemos que sólo está ahí para cumplir una función lubricante.



En este punto, tenemos la barra de la horquilla que desliza libremente por el interior de la botella, pues no se halla unida al eje interior. Cuidado con levantar el conjunto asido sólo por la barra, pues puede deslizar la botella con el eje interior y caer al suelo.

Colocando una tórica nueva, roscaremos en la parte superior de la barra el tapón de aluminio...



... y bajaremos la barra girándola para hacer encajar la acanaladura interior del tapón con la estría que tiene el amortiguador interior en su parte superior.

Ahora es momento de roscar el tornillo superior...



... con lo que la barra restará unida al conjunto.

Para apretar bien el tapón (allen de 14mm) y el tornillo superior, es buena idea montar la barra en la tija de dirección...



... para así sujetarla convenientemente al apretar.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué hay, Agustín.

Aquí Javitxu.

Como siempre, el artículo de la horquilla cojonudo.

Un par de preguntas (espero no pecar de curioso):

¿Tú te agencias todas las revistas de motos clásicas del mundo-mundial, o sólo las que te interesan por que sale esto o lo otro?

Y,

Pajareando por artículos antiguos me ha parecido leer que habías hecho un libro con la restauración de una OSSA, ¿es así o he leído mal, o es algo que no llegó a fin?

Un saludo

Agustín dijo...

Hola Javitxu, encantado de leerte de nuevo.

En cuanto a las revistas, en ebay voy mirando de vez en cuando y si sale alguna sobre la Le Mans barata (que salen) pues la compro y la voy incluyendo. Hay unos cuantos vendedores que se dedican a ello, y si agrupas compras, los gastos de envío cuestan muy poco.


En cuanto a la OSSA, escribí hace ya más de un año un manual de mecánica sobre las monocilíndricas OSSA de 5 marchas, que envié a lamaneta.com para que lo editara. En ello está, pero el pájaro es un poco lento. Hablo con el cada mes o dos, y siempre tiene la prueba a punto para enviarme y corregirla, pero nunca llega. Todo se andará.

Un saludo, y agradecido de nuevo por tus comentarios.

Julián dijo...

Sólo un comentario, Agustín. Las horquillas de las Cota 330 ya no llevan anillo elástico de retención para los retenes, a diferencia de todas las otras Montesa de trial. Igual que la Guzzi ... aunque en la Cota sí trabaja a presión el aceite.

La sensación que da es de que ese anillo tenga que que ver con una forma de hacer las cosas perteneciente a épocas donde las tolerancias o los materiales eran peores.

Por otro lado, el retén superior no tiene como misión aguantar presiones fuertes (donde el aceite "sufre" es abajo, en principio, al pasar por los circuitos de retención), sino evitar fugas.

Buen artículo, como siempre. :-)

Anónimo dijo...

Agustín desde que sigo tu blog he aprendido un montón de trucos, y ya soy un chapucillas (tu eres "The Champions" y yo de regional preferente).
Pues ocurre como bien dices que me saltó el "tornillo seger" y no hay manera de encontrarlo. Tu crees que si cojo una brida de esas que cierran las bolsas de Pan Bimbo surgirá el mismo efecto deseado.
Saludos.

Anónimo dijo...

Veo que pones en negrita la función del aceite. ¿Por que será?
Ya veo que vas bien con la restauración, mejor que yo con lo del encendido, estoy apunto de tirar la toalla, los mosfet que había elegido por "inteligentes" y que eran la base del diseño, no se adaptan, se autoprotegen a la mínima variación cortando el encendido. Me estoy volviendo loco.
Saludos Carlos (Califrito)

Agustín dijo...

Amigo Julián, buen apunte.

Creo que puedes tener razón con lo de las tolerancias, pero se dan casos en extremo curiosos. Los retenes de horquilla de la OSSA, aún estando sujetados por un clip, los tuve que colocar "a martillazos". Los de la Guzzi han entrado sólo con los dedos.

Por otro lado, en horquillas convencionales, por el simple principio de las presiones en fluidos, creo que la presión en compresión de la horquilla debería ser la misma en todo el aceite (efectos dinámicos a parte), con lo cual el retén debería "sufrir" lo suyo. Otra es que esta presión sea más o menos elevada. En la 330, no creo que la retención de hidráulico en compresión sea muy grande, quizas buscando ya el efecto rebote de las horquillas en trial "moderno". Aunque quizá sólo estemos divagando...

Desde luego, parece un tema interesante a plantear en un foro mecánico en condiciones. ¿Se te ocurre alguno? ;-)

Muchas gracias por tu comentario.
Un abrazo

Agustín dijo...

Estimado anónimo: No sé si tomarme en serio o a cachondeo tu comentario sobre el alambre del pan Bimbo. Por si acaso, me contengo.

Saludos, y gracias por el comentario.

Agustín dijo...

Hola Carlos Califrito!
Qué gusto leerte de nuevo!

En efecto, la parte en negrita del artículo está dedicada a tu persona, faltaría más. Y ya que estamos, sabes algo más del engrase de la cruceta del cardán? Yo he desmontado la mía y estoy preparando el artículo. En breve os lo cuento.
Y es que corre cada mangante por ahí... Es como el fenómeno de la Wikipedia. Hay foros en los que parece que la gente se convierte en el-puto-amo de la mecánica, y su palabra es ley. A veces sin saber de qué hablan.

La verdad es que tengo abandonado el foro de Guzzistas. Son ya demasiadas cosas a mirar cada día, y hay que empezar por discretizar entre las que aportan algo y las que no tanto. Y las últimas visitas que hice me pareció además detectar un mal rollo generalizado con abandono de foreros incluido. Una pena.

No desfallezcas con el encendido. Ojalá pudiera echarte una mano, pero sólo de leer los palabros que utilizas (mosfet) ya me acojono. Persevera y suerte.

Un abrazo. Espero volver a leerte de nuevo.

Anónimo dijo...

Gracias por tu apoyo.
Con respecto a la cruceta, yo no le he puesto grasa, ya que el engrase lo hace con el propio aceite del carter del cardan, si te fijas no hay reten entre la cruceta y el carter.
En mi caso, después de asesorarme, no le he añadido el famoso molikote, ya que los sae90 actuales no lo requieren.
Le he metido ya 2000Km a mi cali y la cruceta y el cardan van como la seda.
Con respecto al foro, si algo de mal royo si que hubo, y se ha creado este foro http://www.amigosanzanigo.creatuforo.com/ donde también participo.
Carlos.

Agustín dijo...

Ya escribiré el artículo y lo comentamos mejor, pues creo que tienes parte de razón: Al no haber retén, el tubo del basculante actúa como cámara de expansión del aceite del grupo cónico, creo. Y eso, como bien dices, engrasará también la cruceta.

Saludos

Diego Zamora dijo...

Agustín, desde la admiración más profunda y mi total incomprensión, te presento mis respetos.

Me he perdido en la frase "El primer paso que efectuaremos será roscar el vástago del amortiguador al eje inferior de la horquilla, apretando a continuación la contratuerca de seguridad", que está al pricipio de todo. De todas maneras, insisto, te admiro.

Agustín dijo...

:-D
Gracias compañero.
No soy digno de tal admiración, más teniendo en cuenta que no fui en su momento capaz de convencer a mi padrino de bodas para que se comprase una bicilíndrica italiana en vez de una MJU. Qué le vamos a hacer...