lunes, 21 de mayo de 2007

Limpieza de las piezas de Aluminio.

Vamos a intentar explicar los pasos que hemos seguido para pasar de empezar con algo tal que así...



y convertirlo en esto otro:



Nos vamos a referir a la limpieza del aluminio de fundición, generalmente va visto y sin pintar.

La primera operación de limpieza consiste en quitar toda la suciedad, grasa, barro recocido etc. de todos los recovecos del motor. Normalmente empezaremos con un buen manguerazo (que sólo nos quitará las telarañas) y pasaremos a coger una buena brocha y un bote con petróleo. Sustitutos: gasolina, gas-oil... pero huelen peor. Por cierto, mucho cuidado con los vapores de estos productos. Sólo debemos usarlos en sitios bien ventilados. Ya lo he dicho.

Acostumbro a usar un recipiente grande de plástico, en el que tengo el disolvente en el fondo y las piezas dentro. Con la brocha se va remojando y frotando. Un cepillo de dientes pequeño es muy útil, y unos guantes con base de clorocaucho también. (los normales de "botiquín" se deshacen en seguida).

Un inventillo sensacional (no recuerdo de donde lo copié) es usar un motorcillo de líquido limpiaparabrisas de un coche, conetado a una fuente de 12 Voltios. (En otro post contaré lo de usar una fuente de ordenador para ello... se me acumula el trabajo... de momento, el link de donde sale la idea, gracias a Jon del foro de Lamaneta)



Según sea el motorcillo, lo sumergiremos en la cuba, o le pondremos un tubo... lo que sea, pero la idea es ponerle algun tipo de filtro a la entrada. Yo uso un filtro de pistola de pintar que compré en una grande superficie. El tema está en que sale un chorro de disolvente importante, y con fuerza. No tengo mucha idea de electricidad, per variando el voltaje o usando un... potenciómetro?... podriamos regular el caudal.

Total, la idea es que podemos tener un chorrito continuo del disolvente utilizado, dirigida hacia donde queramos, para ir frotando la brocha o cepillo con la otra mano.

Con paciencia y un par de buenos colocones (no os he avisado de no hacer esto en recintos cerrados?), después de usar para la porquería inarrancable una buena dosis de WD-40 ;-), tenemos unas piezas mucho más presentables, pero a las que aún les falta trabajo.



Es recomendable también usar estropajos, agua caliente y jabón lavavajillas, y así retiraremos cualquier resto de aceite y grasa que nos estorbarian en el siguiente paso: el chorreado.

En efecto, si os fijáis en la foto de arriba, en al zona de la V entre los dos cilindros veremos unas costras blancas, imposibles de sacar frotando, hurgando, ni nada. Pues eso es óxido del Aluminio. La única forma de quitarlo, al igual que el óxido del hierro, y salvo productos químicos "milagrosos", es arrancarlo mecánicamente. Puede hacerse lijando a mano o a máquina, o con cepillos de alambre, pero la solución definitiva es el chorreado.

Consiste en proyectar sobre el metal, mediante aire a presión, partículas de un material que sea lo bastante duro como para arrancar la capa oxidada del metal. Eso lo haremos dentro de una cabina hermética, a ser posible, y si no en cabins especiales donde se mete un operario vestido de buzo, casi.

Tendré que hacer otro post con la construcción de la cabina, pero lo haré cuando me la reconstruya, que con la actual no estoy muy satisfecho.



El sistema se basa en una pistola de aire comprimido, similar a una pistola de pintar, que por el efecto Venturi arrastra el material de chorreado, al igual que la pistola de pintar arrastra la pintura emulsionándola con el aire. La polvareda, os podéis imaginar, es terible. De ahí el usar una cabina cerrada, con un par de manguitos. Parecido a una incubadora, o esas campanas de labortorio de química, pero a lo basto.



Yo personalmente uso dos tipos de material, el corindón y las microesferas de vidrio.
El corindón es muy abrasivo (se come hasta las boquillas de la pistola, por suerte, reemplazables) y con él doy una primera pasada a las piezas de fundición de aluminio, para arrancar toda la suciedad que nos pueda haber quedado adherida a las piezas, así como el famoso óxido, que sale en un santiamén. El resultado es magnífico, dando a la pieza una textura microrugosa e uniforme.



Pero con un grave inconveniente. Esa microtextura rugosa (como de lija de grano muy fino) se mancha muy fácilmente con aceites y grasas, con lo que acabaríamos peor que antes de empezar. De ahí que una vez acabado este proceso lo vuelva a realizar pero con microesferas de vidrio. Éstas, de diferentes tamaños, tienen la propiedad de ser redondas (obvio) con lo que "chafan" las irregularidades de la microtextura que nos dejan las partículas de corindón (abrasivas), dando a la superfície una textura lisa y mate, preciosa, como salida de la fundición.

aquí podeis comparar unas piezas sólo chorreadas con corindón (derecha) y otras acabadas con microesferas.



Y aquí otras más. Las completamente acabadas son las de la parte inferior.



Según la moto que sea, podemos dejar las piezas con este acabado, o bien a partir de aquí iniciar el proceso de pulido. Pero eso ya es harina de otro costal, o mejor dicho, otro post. Os pongo aquí una foto de una restauración anterior, en la que se pude apreciar la diferencia de las piezas de aluminio acabadas con microesferas (tijas de la horquilla), y piezas además pulidas (soportes del faro). La diferencia de brillo es evidente. Bueno, y luego están los cromados en el hierro o el acero (barras de horquilla, manillar), pero eso si que ya es otra película completamente diferente.



Hay quien, en busca de la perfección, primero lija las piezas para eliminar rayadas o golpes. A gusto de cada cual, y según el momento. En momentos de ataques de vaguería con la lija, siempre podremos argumentar que preferimos una restauración "conservando una cierta pátina de autenticidad, que se note el paso del tiempo". Es decir, pasando de estar horas y horas lijando rayaditas en el cárter ;-). Hay que tener también en cuenta que según la moto o la pieza, o el acabado que se le vaya a dar, iremos orientados en un camino o otro. Por ejemplo, las piezas de alumino que deban ir pulidas a espejo, tendran que estar sin ni una rayada antes incluso de pasarlas por el corindón. Los gustos también influyen. Y la pereza.


Ideas varias

-Sed sensibles, el corindón lo que hace es quitar material. Poco, lo justo, y segun lo blanda que sea la aleación de aluminio (por eso el óxido sale más fácil), pero cuidado con roscas y alojamientos de ejes.

-En piezas de hierro, el corindón va bien para limpiar y quitar óxido. Cuesta más que en el aluminio, pero vale.

-Si hay una zona sucia de barro recocido mezclado con grasa, lo normal, con el chorreado podemos estar horas para quitarlo. El corindón rebota sin arrancarlo, de ahí lo importante de realizar primero una buena limpieza a brocha.

-La pintura también la arranca, pero primero mejor intentar sacarla con un decapante. Dejar el chorreado para los restos y el acabado final antes de la pintura.

-La limpieza una vez acabado el proceso será fundamental, sobretodo en piezas del motor (conductos de aceite, etc). SIEMPRE quedan microesferas por sacar. Mucha agua, mucho jabón, mucho aire comprimido y mucha paciencia. El material abrasivo circulando por conductos internos del motor da auténtico pavor. Acostumbro a usar una pistola de aire comprimido de esas con depósito y boquilla en punta, con agua caliente y jabón, enchufada a todos los conductos y roscas. Y para estas últimas, lo mejor es pasar un macho para eliminar el material por entre los hilos.

- El material lo compro en abrasinter. Son muy majetes, tienen tipos y tipos de materiales de chorreado para aburrir y os asesorarán mejor que yo.

- El compresor... pues de mucho caudal. Yo ahora uso dos compresores de 2CV y 25l. de calderín, y el tema empieza a funcionar medio bien. Con menos cuesta mucho trabajo. No os digo más...


Algo más me dejo en el tintero, pero por ahí van los tiros.

15 comentarios:

Califrito dijo...

Esa cabina tiene muy buena pinta, y dices que no te gusta, yo aplique el corindón con la hidrolimpiadora en la rampa del garaje y no veas la que se lió, pensaba que en húmedo no saltaría.
De las esferas de vidrio, ni idea.
Eres un pozo de sabiduría, que pena no haberte conocido antes, me hubiera ahorrado muchos quebraderos de cabeza con mi cali.
Saludos.

Agustín dijo...

Favor que me haces. Esa California tuya difícilmente puede quedar mejor...

En cuanto a la cabina, quiero refabricarla poniéndole una tolva para recuperar el material, y en general, hacerla más "ergonómica".

Gracias por tus comentarios.

Califrito dijo...

Bueno pues ya puestos cuando la refabriques y la pruebes nos haces el favor de poner paso a paso como nos la tenemos que fabricar nosotros, je,je.
Yo estoy en el diseño de un encendido electrónico dual (dos cilindros) con transistores mosfet que aguantan temperaturas muy altas y así poder poner unos disipadores de calor mucho más pequeños y que el conjunto quede escondido en la zona de la batería donde la refrigeración es nula, ya me contaras si te interesa el tema.

Agustín dijo...

Evidentemente, colgaré aquí los pasos de la construcción de la nueva cabina.
El asunto del encendido que comentas es super-interesante. Cuando lo tengas a punto lo compartes, y si quieres lo ponemoas aquí mismo, en el apartado de mecánica.
Gracias por tu interés.

califrito dijo...

Que rápido eres contestando.
Claro que lo podrás colgar en tu blog, ya te lo pasare de manera que se lo pueda fabricar cualquiera en su casa y con pocos medios, espero que ahora que te lo he ofrecido salga bien.

Agustín dijo...

Esperemos...
Gracias. Estamos en contacto.

José V. Rangel Toro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José V. Rangel Toro dijo...

Hola Agustin,
Esta muy bueno tu blog, con respecto a el equipo de limpieza por abrasion, deseo que me expliques por favor como es ese sistema venturi, esa pistola lleva en su flujo de aire interno el material? o lo proyecta indirectamente?, las que he visto son las tipicas pistolas para pintar y las que son para echar puro aire, pero si exiten esas no las conozco.

José Rangel dijo...

Hola Agustín, gracias por el e-mail donde me aclaraste lo de la pistola y el sistema Venturi, aquí te dejo mi Blog, donde estoy tratando de restaurar mi Honda CB750 Four.

http://joseranto.blogspot.com/

Salu2.

Agustín dijo...

Pues nada, a disponer.
Pongo un link a tu blog

Anónimo dijo...

esta de pelos tu reportage pero me surgio una duda ¿que media de oxido de aluminio y de microesfera de vidrio recomiendas?

Agustín dijo...

Pues no sé qué medidas. Me dejé asesorar por el comercial de abrasinter.com y no recuerdo qué medidas me vendió.
Ya te lo miraré.
Un saludo, y gracias por tu comentario

Néstor dijo...

MI hermano te has sacado un 10 sos lo maximo, anduve buscando por internet como hacer esto con un motor 250 de una SUZUKI T20 X6 y a mi me quedaba mate luego de pasarle la presion de arena mezcla aire y ahora se que con microesferas de vidrio obtendre el brillo que necesitaba.


Gracias brother.

Agustín dijo...

Me alegro te haya servido
Un saludo

asko dijo...

Hola Agustin,

Gracias por dedicarle el tiempo para compartir la restauracion de tu LM, te aseguro que estoy aprendiendo un huevo.

Al final sacaste tiempo para rehacer la cabina de granallado? si es asi podrias indicarme un poco como me puedo hacer yo la mia?

Muchisimas gracias!! V's!!