jueves, 14 de febrero de 2008

Reparación de fibra de vidrio

La carrocería de la Le Mans es una mezcla de chapa (depósito) fibra (cupolino, tapas laterales, guardabarros trasero) y plástico (guardabarros delantero).

Todas las piezas de fibra necesitaron algún que otro arreglo, pero principalmente el cupolino y la tapa lateral derecha son las que estaban peor.

Para reparar la fibra de vidrio, hay que utilizar eso, fibra de vidrio con resina y catalizador. Las venden en droguerías grandes o tiendas de pinturas.

Un muy buen tutorial de trabajo en fibra de vidrio se puede hallar aquí. Gracias al Motoclub Los Birrias.

Cupolino

En estado desastroso.




La verdad es que no es difícil encontrar uno nuevo (refabricado) pero como nos gusta el lío decidimos arreglarlo.

Lo primero es lijar bien la zona a unir, eliminando bien restos de pintura y porquerías.




Luego unimos las dos partes con resina y le aplicamos un parche con fibra de vidrio (evidentemente, por la parte interior para que no se vea mucho), para darle consistencia.






Una vez endurecida y seca, se puede lijar la resina y/o la fibra, para dejarla bien acabada antes de la pintura.





Tapa Lateral


El problema que presentaba la tapa lateral es que se había roto en la zona del anclaje inferior. Puede verse, en comparación con la tapa izquierda, que a la derecha le falta un trozo de fibra que aguante la goma del anclaje.




Para construir esa parte de fibra que falta le hacemos un molde con plastilina vulgaris.




Aprovechando el molde, construimos la pieza con fibra de vidrio, aportando capas de fibra y de resina...




... hasta que nos quede algo decente. Aquí no hemos rascado ni lijado la pieza, pues de momento pretendo construir esa pieza a parte, despegarla y luego unirla bien reforzada por detrás (justo donde está ahora la plastilina).




En efecto, una vez seca aquí vemos la parte trasera con la pieza presentada, y la plastilina que ha resultado más pesado de quitar de lo que pensaba.




Las dos mitades, con la parte de la tapa ya lijada y lista para hacer la unión.




Presentamos la pieza sujetándola por la parte vista (por ahí no pondremos ya más fibra de vidrio) con cinta y con ayuda de algún mecanismo de sujeción apropiado (o sea, el corcho)




Rellenamos la parte interior con resina y fibra (sin pasarse mucho, que no queremos mucho grueso)...




... y cuando se seque veremos que tampoco queda tan mal.




Es hora de hacerle el agujero para colocar la goma...




... pasarle un poco de lima para los últimos retoques...




... y ahora ya es cuestión de masilla y pintura.




Tampoco ha quedado tan mal.

2 comentarios:

oscar wendell dijo...

gracias agustin x esta ayuda que me as dado.... soy oscar wendell d Paraguy Capiata

Marco Polo dijo...

Muy buena loco
Exactamente lo que estaba buscando